LLega a mi correo el siguiente mensaje corporativo :

Horario de trabajo:

Para el personal administrativo que labora en Ciudad de México, el horario de trabajo (entrada-salida y de comida) es de 8.30 a 13:30 horas y 14:30 a 18:30 horas y aplica a partir del primero de mayo.

¿ Están idiotas ?

Y olvidándome del horario de entrada, la queja es por la comida. Solo una hora según los ajustes recientes y la pregunta es ¿ quién come en una hora ? al menos nadie en esta empresa. Todos usan al menos, sí, al menos dos horas para poder comer, caminar, distraerse. Solo los subhumanos (término que he copiado del eZcritor) comen en el comedor corporativo de la empresa y ocupan solo 20 minutos de su tiempo, para regresar a su cubículo y “seguir trabajando“. Habemos otros que requerimos un mínimo de dos horas para comer, reposar la comida, caminar, comprar, observar traseros de mujeres, o simplemente dormitar. Y luego volver a Topitel.

Estamos hablando de que desde las 13 horas y hasta las 16 horas, Topitel carece de gran parte de su personal administrativo. Es una norma que los necesitados de dicho personal, tengan que esperar hasta después de “la hora de la comida” para ser atendidos. Algunos ocupan una hora para comer, y suben a sus cubiculos a dormir. Pero no hay operación durante 3 horas diarias!

Si hacemos cuentas serían 15 horas a la semana de improductividad, pero… ¿ a quién le afecta ? El ser humano se adapta a todo y por ello puede llegar a las 18:30 pm -hora oficial de salida- para solicitar algo de los administrativos. Así que me parece una tontería limitar a una sola hora la comida. Dudo mucho que eso se lleve a la práctica porque en Topitel está la tradición de esas 3 horas para comer. La costumbre puede más.

Advertisements