Esos cabrones de Topitel cerraron el acceso a algunas páginas web, y entre ellas este blog.

“·%·$&$%/&%! Estoy en casa actualizando los detalles que han ocurrido en estos días en la fauna laboral de la empresa.

El día de hoy hablé con el director Pérez para saber como van las cosas. El comenta que mi actual jefe está preocupado por la vacante; y es que si me cambio de área lo que ocurrirá es que tendrá el área de Recursos Humanos buscar un reemplazo lo antes posible. Sin embargo esa “excusa” me parece conocida, mi jefe ya la usó antes en el momento en que mi compañera , la minelli, queria cambiarse. El resultado fue que no permitió dicho cambio. Eso me hace suponer que ahora el cabrón tampoco desea que yo me mueva, y no es raro. La minelli, y Fred ya fueron requeridos en otra área y la orden vino desde el jefe del jefe de mi jefe. Así que si además yo me voy, tendrá 3 gatos fuera. Solo le quedan 4 para atender una gran carga de trabajo que se avecina. Supongo que por esa situación mi jefe anda con una carota que no lo calienta ni el sol, de cualqueir modo el director Pérez continua entusiasmado con mi cambio y platicará con el director del área para que las cosas se faciliten.

Me dijo ; “no quiero que pase como lo que ocurrió con Pancho. Ayer se vino a despedir ese muchacho y me dio tristeza y coraje a la vez. Pedi a Pancho desde hace un año en esta área y el director de aquel lado jamás lo permitió. Pero Pancho se aburrió y decidió renunciar. Yo no quiero que pase eso contigo.” “Ese director está para cuidar a su gente, no para que se vayan sus recursos”

Obviamente que pesqué el mensaje; le dije que yo haría lo mismo si él no consigue mi cambio, es decir , renunciaría. De ese modo el director Pérez expondrá la situación y si el otro director no desea “donarme”, Pérez le dirá “permitirás que otro de tus recursos se vaya de la empresa ” ?

Buena carta bajo la manga, debo admitirlo. Esperemos que la sepa usar en el momento adecuado.

Por otra parte más tarde el Aguado me dice “ya le hablé de tí a mi jefe. Le dije que tu estás muy interesado también en estar en el área! y mi jefe dice que ya habia pensado en tí pero … qué no estabas propuesto para un gerencia?, yo le dije que no, porque tu no me lo habias dicho!”

El incauto del Aguado no sabe de mi propuesta.  Sin embargo su jefe sí, y es lógico dado el nivel jerarquico que tiene. Sin embargo el Aguado me sirvio de pantalla porque me fue a promocionar sin saber que ya tengo cierta fama en esa área. Sin embargo su jefe accedió a darme una entrevista lo antes posible.

De nuevo “no te compromeas con nadie” “A todos diles que sí pero no les digas cuando”. Ya veremos si me llama ese gerente, podré decirle lo “mucho ” que me interesa colaborar con él. Y si me dice sobre mi oferta de gerencia de producto? le diré solamente que esa “me la acaban de proponer”. Esto llegará de nuevo a oidos de mi jefe, lo se. Y además de mis actuales compañeros del área que hoy dieron muestras de envidia y egoísmo. Me ven feo. Afortunadamente he tenido todo un año para imponer un límite que no atraviesan: jamás me relacioné con esos peleles como amigos. Siempre los traté con distancia y platiqué lo absolutamente necesario. Odio que la gente se tome atribuciones que no le corresponden y de pronto quiern tratarte de igual. Estos fulanos siempre han estado atrás de la raya. No he permitido que entren, de modo que ahora no saben como preguntarme las cosas. Yo por supuesto que disfruto viendo sus caras de enojo , de molestia.

Y no es para menos. Comentaré algo.

personajazos.jpgDesde hace un año dos de estos fulanos, los más veteranos, Richi y el Chuleta, me usaron para que yo hiciera su trabajo. Proyectos que requerian un análisis muy detallado y sobre todo una gran interaccion con los gerentes de producto, fueron pan de cada dia. Mi jefe no decia nada, y yo por supuesto, callaba. No me interesaba hacer ese trabajo porque tenía tiempo de sobra, y decidí tomar ese trabajo que no me correspondía para balancear el exceso de tiempo libre con mi sueldo. (A veces hay que trabajar un poco para que la Vida no retribuya de más ). El haber manejado esos proyectos me abrió ante los gerentes: ellos me conocieron y me enseñaron la visión de su producto de modo que usé todas esas herramientas para atender los demás análisis. Mis dos compañeros felices de que un pendejo como yo se dedicara a sus proyectos. Hace unas horas, el Chuleta me dijo que una gerente lo invitó a una junta sobre el desarrollo de un producto que tiene que ver con enlances digitales internacionales. Le pregunté :

“por qué a ti ?”

– porque yo atiendo a ese gerente- contestó el Chuletas.

pero yo hice todo ese proyecto, lo recuerdas?

– sí pero ahora yo lo llevaré porque antes de que tu lo hicieras yo lo habia llevado.

Le dije :

“ah, mira que cabrón, y entonces por qué yo lo atendia?, por qué me dijeron que yo lo debía de ver? , será acaso que como era el “nuevo del área”, tenia que atender lo que ustedes no querian ?. Con razón tuve que ver los proyectos de TODOS los gerentes..

me dice el Chueltas :

“pues sí, pero por eso te llamaron de allá para ofrecerte algo bueno no?”

Le conteste:

“y como no? gracias a esos proyectos ahora todos saben que los domino muy bien! gracias por la capacitación”

El chuletas cayó. Se enojó pero trató de no mostrarlo. En el fondo él y los otros huevones estan más que enojados porque no han recibido una propuesta para un gerencia de producto, como a mí me ha pasado. Ellos llevan años aprendiendo a manejar esos proyectos, y yo tardé solo meses para atenderlos y llevarlos al fin. La basura que me echaron la reusé para “aparentar” que trabajo. Por en honor a la verdad esos proyectos eran solo para mostrar que las inversiones eran más que justificadas. Pero me equivoqué en casi todos. Me di cuenta, y las cosas siguieron su curso. Los gerentes no iban a indagar las equivocaciones porque solo deseaban que se aprobaran, y otras áreas no hicieron auditoria. Sabiendo esto, me atreví siempre a sostener que mis análisis eran exactos . Me atreví a dar comentarios como todo un experimentado, cuando de finanzas solo sabia dos palabras.

Solo usé la “convicción de mis palabras” para que otros creyeran que soy experto. Y funcionó. Eso permitió estar en la mira de algunos gerentes y me permitiò ir ganando terreno. Repito, no es que hiciera bien mi trabajo, sino que siempre hice parecer que lo hice bien, y estos tarados generalmente se evidenciaban cuando equivocaban. Poco a poco ellos mismos dejaron que yo llevara los proyectos para “evitar trabajar de màs”

Ahora me río de los idiotas. Y lo seguiré haciendo esta semana mientras me pongan sus caras de enojo e incomodidad. Se lo merecen por haber subestimado mi cara de inocencia y mi actitud callada y reprimida. Solo tardé un año en obtener una propuesta de gerencia, mientras ellos en 8 años no los han mirado. Eso les duele. Pobres

El día de mañana estaré a la espectativa. Lo mejor será ver cuando me despida del área y les agradezca a todos ellos, el exceso de trabajo, porque “gracias a él, logré la gerencia”

Advertisements