April 2007


El día de ayer, me informó una mujer de Topitel, que la envían a otro edificio. Esta mujer , que ahora nombraré como “la chaparrita“, me ha estado dando vueltas en la cabeza desde hace casi un año que la conozco. Me gusta, es verdad. Es chaparrita, de complexión un poco gruesa, y bastante mocha -esto es, bastante apegada a la religión católica-, cualidades que están fuera de mis cánones, pero que por alguna razón me atraen de ella.

Es casada. La conocí hace casi un año en el camión de transporte de la empresa. En aquel entonces ya la había visto y me había atraído, sin embargo no me decidía a hablarle. Y sin embargo, la ocasión se dió: ella se buscó sentarse a mi lado, mientras el camión recibía a los demás individuos para partir. Recuerdo que había llovido y algunas goteras en el camión hacían imposible sentarse en cualquier lugar. Yo escogí un buen lugar para no tener que lidiar con el agua, y parece que ella encontró mi lugar óptimo, de manera que se sentó a mi lado y con una sonrisa me dijo “hola”.

Yo leía el Quijote, y correspondí con otro “hola” mientras trataba de controlar mis nervios. Reanudé mi lectura y fue ella quien me dijo ” ¿puedes leer aun con el camión en movimiento? yo no puedo, me mareo”. Y de allí comenzamos a platicar. En aquel tiempo yo necesitaba usar el camión cada semana y era la ocasión perfecta para poder sentarme a su lado y platicar. Qué puedo decir? sentí que le gusté pero desde el principio ella fue contundente : estaba casada. Y de hecho tenía solo un año de haberse comprometido, de modo que el límite siempre fue marcado. Sin embargo, yo no perdí oportunidad para tratar de encontrarla “casualmente” sobre los pasillos de este piso. Ella también tenia su cubículo en este piso y podía ir a verla casi cuando quisiera. Casi? bueno, no estaría bien visto que cada hora pasara a visitarla por lo que traté solo de que “ocasionalmente” nos vieramos y pudieramos platicar un poco. Desde mi lugar puedo observar la puerta de salida que dirige a los baños, de modo que era fácil monitorear sus accesos y salidas. Ella no se daba cuenta que la miraba y tenía el tiempo perfecto para pararme y de pronto “topar con ella”.

De ese modo logré en algunas ocasiones darle un “aventón” como decimos aqui, es decir, llevarla en mi coche a una parada de autobus donde su esposo la esperaba. Por lo que deduje de pláticas sobre él, el fulano trabajaba en algo sobre diseño gráfico y pues no era oficinista. Seguramente el tipo se pasaba el día perdiendo el tiempo mientas que la chaparrita trataba de salir adelante en el área de abogados tratando de resolver problemas en que nuestros clientes se niegan a pagar a Topitel lo acordado por algún producto.

Honestamente deseaba a esa chaparrita. En más de una ocasion me perdía en sus curvas, -¿curvas? – y deseé poner mis manos allí. Pero lo que más me atraía esa su mirada, unos ojos profundos y una sonrisa tierna, de niña. A pesar de sus 31 años esa chaparrita daba una impresión de una edad menor.

El día de ayer me dijo “Tecnócrata, me llamaron para irme a otro edificio. Ya empaqué mis cosas y quería despedirme de tí. Estaremos en contacto tan pronto me asignen email.”

Solo pude desearle suerte y que todo esté bien. Nos despedimos con un beso. Mucho hubiera deseado acariciar su cabello o abrazarla, pero se que eso no está permitido en esta “relación”.

Pude tomarle una foto. Está de espaldas

img_0124.jpg

Advertisements

Lunes, 23 de abril, 9:12 am y todo tranquilo en Topitel.

La gente de sistemas de este corporativo tienen un control bastante escueto para la seguridad. Por norma, estamos limitados en el uso del Internet; no podemos revisar contenido que no es aprobado por la institución. Aqui entra la pornografía, los juegos, los blogs, video, descarga de mp3 y un largo etcétera que hace que le quite el sabor a Internet. Sin embargo, hay días -como hoy- en que por alguna situación no existen restricciones -o casí no hay- y puedo revisar contenido de algunas páginas prohibidas.

Los acontecimientos en estos días han estado más o menos así.

El director Pérez, me dice que las cosas se han complicado un poco para mi cambio, pero que no dejará de insistir. Esto ya se está manejando en un nivel superior, con otro de los directores que “llegaron para quedarse”. Es un muchacho que no pasa de los 30 años pero que atendía la parte de mercadotecnia en la empresa anterior antes de que nos compraran. Como ya he dicho en otros mensajes, y para que el lector se de una idea, Topitel es la fusión de dos compañías de telecomunicaciones en México. Al menos esa es la versión oficial, yo diria que nos compraron. No hay fusión, sino que fuimos vendidos porque los inversionistas poco veían de atractivo en mantener a la empresa que no le daba los rendimientos solicitados. La venta se dió a finales del 2006 y durante estos meses los “invasores” han estado cambiando políticas y restructurando a la organización. De allí que muchos salieran, como lo expresé en este post. De modo que este otro director que entra en juego, identificado como JM, tendrá que mover sus influencias para lograr mi cambio. Actualmente yo quedé para reportar a un área de nombre Servicios Integrados. Pero mi propuesta de Gerente de Producto, es en la división de Mercadotecnia. Curiosamente antes de la fusión , yo pertenecía a esta última división, y por azar del destino nos movieron. Yo no diría por azar, seamos justos. Nos movieron por poder. Servicios Integrados es un área que ha tenido siempre quejas e inconformidades con nosotros porque los análisis financieros al mostrarse negativos, frenan los proyectos. De modo que eso afecta sus bolsillos con la ecuación; menos proyectos, menos ingreso y menos comisión. Sin embargo, lo que no logran ver es que muchos de los “maravillosos proyectos” que Servicios Integrados tiene, no son rentables. Es decir, y en llanas palabras, hay más gasto que recuperación. Gastamos 10 pesos, y cobramos solo 5 pesos.

Por eso supongo que todo esto ha sido planeado desde hace tiempo. Nos movieron para que mi actual jefe no pudiera hacer mucho en el “frenado”. Todo será manipulación, de allí que mi “prestigio” se vería mermado. Y como se he mencionado, una ley del poder es que el prestigio jamás decremente, por el contrario, siempre debe estar en aras de mejora.

Debo comentar también que mi jefe y mi compañera “la minelli”, tendrán que hacer un viaje mañana a Monterrey, para hacer una capacitación a los homólogos de área. Lo curioso es que mi jefe se comprometió y ahora está delegando esa responsabilidad a Minelli. Esta muchacha ya fue escogida para “irse” del área. Me explico. De los 7 gatos que trabajamos en esta área, 2 deberían ser donados para una sección que atenderá emrpesas pequeñas. En esa opción estaban Fred y Minelli. Sin embargo, Fred es compadre, amigo, protegido del jefe, y como Fred no desea irse a ese sector debido a que es “inferior”, hizo todo lo necesairo para que solo la Minelli se fuera. Así ha pasado. Esta mujer está fúrica y probablemente renuncie. Mientras tanto el jefe irá con ella a dar esta capacitación a partir de mañana y durará dos días.

Si yo fuera la Minelli daría el curso lo más mal posible. Haría que odiaran mi instrucción. Me dedicaría a reir y platicar sobre libros, sobre películas, o simplemente sobre la voluptuosidad de algunas compañeras. Todo esto para desprestigiar al jefe. Si mi jefe me acompañara como es el caso, hablaría yo muy muy muy despacio. Dado que el temperamento del jefe es demasiado inquieto, se que él no tardaría en tomar la batuta y daría el curso por mi. Y eso sí, yo estaría solo descansando esperando la hora de la comidad para ir a probar un delicioso cabrito.

Sin embargo mi posición está en otra parte, yo debo pugnar para que mi cambio se de y aprovecharé estos dos días de auscencia del jefe para hablar con los directivos: Pérez y JM. Veré si hay algo que pueda hacer.

Dejo una foto de mi jefe, durmiendo la mona mientras todos trabajamos:

El jefe durmiendo la mona

Esos cabrones de Topitel cerraron el acceso a algunas páginas web, y entre ellas este blog.

“·%·$&$%/&%! Estoy en casa actualizando los detalles que han ocurrido en estos días en la fauna laboral de la empresa.

El día de hoy hablé con el director Pérez para saber como van las cosas. El comenta que mi actual jefe está preocupado por la vacante; y es que si me cambio de área lo que ocurrirá es que tendrá el área de Recursos Humanos buscar un reemplazo lo antes posible. Sin embargo esa “excusa” me parece conocida, mi jefe ya la usó antes en el momento en que mi compañera , la minelli, queria cambiarse. El resultado fue que no permitió dicho cambio. Eso me hace suponer que ahora el cabrón tampoco desea que yo me mueva, y no es raro. La minelli, y Fred ya fueron requeridos en otra área y la orden vino desde el jefe del jefe de mi jefe. Así que si además yo me voy, tendrá 3 gatos fuera. Solo le quedan 4 para atender una gran carga de trabajo que se avecina. Supongo que por esa situación mi jefe anda con una carota que no lo calienta ni el sol, de cualqueir modo el director Pérez continua entusiasmado con mi cambio y platicará con el director del área para que las cosas se faciliten.

Me dijo ; “no quiero que pase como lo que ocurrió con Pancho. Ayer se vino a despedir ese muchacho y me dio tristeza y coraje a la vez. Pedi a Pancho desde hace un año en esta área y el director de aquel lado jamás lo permitió. Pero Pancho se aburrió y decidió renunciar. Yo no quiero que pase eso contigo.” “Ese director está para cuidar a su gente, no para que se vayan sus recursos”

Obviamente que pesqué el mensaje; le dije que yo haría lo mismo si él no consigue mi cambio, es decir , renunciaría. De ese modo el director Pérez expondrá la situación y si el otro director no desea “donarme”, Pérez le dirá “permitirás que otro de tus recursos se vaya de la empresa ” ?

Buena carta bajo la manga, debo admitirlo. Esperemos que la sepa usar en el momento adecuado.

Por otra parte más tarde el Aguado me dice “ya le hablé de tí a mi jefe. Le dije que tu estás muy interesado también en estar en el área! y mi jefe dice que ya habia pensado en tí pero … qué no estabas propuesto para un gerencia?, yo le dije que no, porque tu no me lo habias dicho!”

El incauto del Aguado no sabe de mi propuesta.  Sin embargo su jefe sí, y es lógico dado el nivel jerarquico que tiene. Sin embargo el Aguado me sirvio de pantalla porque me fue a promocionar sin saber que ya tengo cierta fama en esa área. Sin embargo su jefe accedió a darme una entrevista lo antes posible.

De nuevo “no te compromeas con nadie” “A todos diles que sí pero no les digas cuando”. Ya veremos si me llama ese gerente, podré decirle lo “mucho ” que me interesa colaborar con él. Y si me dice sobre mi oferta de gerencia de producto? le diré solamente que esa “me la acaban de proponer”. Esto llegará de nuevo a oidos de mi jefe, lo se. Y además de mis actuales compañeros del área que hoy dieron muestras de envidia y egoísmo. Me ven feo. Afortunadamente he tenido todo un año para imponer un límite que no atraviesan: jamás me relacioné con esos peleles como amigos. Siempre los traté con distancia y platiqué lo absolutamente necesario. Odio que la gente se tome atribuciones que no le corresponden y de pronto quiern tratarte de igual. Estos fulanos siempre han estado atrás de la raya. No he permitido que entren, de modo que ahora no saben como preguntarme las cosas. Yo por supuesto que disfruto viendo sus caras de enojo , de molestia.

Y no es para menos. Comentaré algo.

personajazos.jpgDesde hace un año dos de estos fulanos, los más veteranos, Richi y el Chuleta, me usaron para que yo hiciera su trabajo. Proyectos que requerian un análisis muy detallado y sobre todo una gran interaccion con los gerentes de producto, fueron pan de cada dia. Mi jefe no decia nada, y yo por supuesto, callaba. No me interesaba hacer ese trabajo porque tenía tiempo de sobra, y decidí tomar ese trabajo que no me correspondía para balancear el exceso de tiempo libre con mi sueldo. (A veces hay que trabajar un poco para que la Vida no retribuya de más ). El haber manejado esos proyectos me abrió ante los gerentes: ellos me conocieron y me enseñaron la visión de su producto de modo que usé todas esas herramientas para atender los demás análisis. Mis dos compañeros felices de que un pendejo como yo se dedicara a sus proyectos. Hace unas horas, el Chuleta me dijo que una gerente lo invitó a una junta sobre el desarrollo de un producto que tiene que ver con enlances digitales internacionales. Le pregunté :

“por qué a ti ?”

– porque yo atiendo a ese gerente- contestó el Chuletas.

pero yo hice todo ese proyecto, lo recuerdas?

– sí pero ahora yo lo llevaré porque antes de que tu lo hicieras yo lo habia llevado.

Le dije :

“ah, mira que cabrón, y entonces por qué yo lo atendia?, por qué me dijeron que yo lo debía de ver? , será acaso que como era el “nuevo del área”, tenia que atender lo que ustedes no querian ?. Con razón tuve que ver los proyectos de TODOS los gerentes..

me dice el Chueltas :

“pues sí, pero por eso te llamaron de allá para ofrecerte algo bueno no?”

Le conteste:

“y como no? gracias a esos proyectos ahora todos saben que los domino muy bien! gracias por la capacitación”

El chuletas cayó. Se enojó pero trató de no mostrarlo. En el fondo él y los otros huevones estan más que enojados porque no han recibido una propuesta para un gerencia de producto, como a mí me ha pasado. Ellos llevan años aprendiendo a manejar esos proyectos, y yo tardé solo meses para atenderlos y llevarlos al fin. La basura que me echaron la reusé para “aparentar” que trabajo. Por en honor a la verdad esos proyectos eran solo para mostrar que las inversiones eran más que justificadas. Pero me equivoqué en casi todos. Me di cuenta, y las cosas siguieron su curso. Los gerentes no iban a indagar las equivocaciones porque solo deseaban que se aprobaran, y otras áreas no hicieron auditoria. Sabiendo esto, me atreví siempre a sostener que mis análisis eran exactos . Me atreví a dar comentarios como todo un experimentado, cuando de finanzas solo sabia dos palabras.

Solo usé la “convicción de mis palabras” para que otros creyeran que soy experto. Y funcionó. Eso permitió estar en la mira de algunos gerentes y me permitiò ir ganando terreno. Repito, no es que hiciera bien mi trabajo, sino que siempre hice parecer que lo hice bien, y estos tarados generalmente se evidenciaban cuando equivocaban. Poco a poco ellos mismos dejaron que yo llevara los proyectos para “evitar trabajar de màs”

Ahora me río de los idiotas. Y lo seguiré haciendo esta semana mientras me pongan sus caras de enojo e incomodidad. Se lo merecen por haber subestimado mi cara de inocencia y mi actitud callada y reprimida. Solo tardé un año en obtener una propuesta de gerencia, mientras ellos en 8 años no los han mirado. Eso les duele. Pobres

El día de mañana estaré a la espectativa. Lo mejor será ver cuando me despida del área y les agradezca a todos ellos, el exceso de trabajo, porque “gracias a él, logré la gerencia”

Me fui dificil actualizar el viernes pasado, pero más vale tarde que nunca.

Y es que el viernes tomé la decisión: seré Gerente de Producto de Internet de Topitel.

A la hora de la comida fui acompañado de mi compañera y amiga de trabajo, la minelli, donde platicamos sobre mi oportunidad de cambio. Ella es la única dentro de Topitel que sabía de esa propuesta y lo hice dado que durante el tiempo que llevo de conocerla, algo más de un año, he visto que tiene cierta lealtadad a mi. Por mi parte he hecho otro tanto y siempre le he dado algunas recomendaciones para poder desempeñar mejor sus activididades.

En resumidas cuentas me decia lo conveniente de tomar ese puesto; una posibilidad de estar de nuevo en el área de mercadotécnia de la empresa y tener posiblidades de cambio más elevadas desde allí. También hizo mención de que mis compañeros se retorcerán de la envidia: como he dicho varios de ellos con más de 8 años en puestos subordinados recibiendo siempre a las órdenes de papanatas, y que al enterarse de mi cambio, no tardarán en quejarse con mi jefe.

Mi jefe está de vacaciones. Al menos llegará mañana lunes. Creo que cometió un grave error porque en esta semana que parecía ser muerta, se levantaron muchos cambios, entre ellos el que 2 personas de nuestra actual area de evaluaciones financieras, tuvieran que salir. Es verdad, todavia no es un hecho, pero en un “organigrama” más oficial se dice que mi amiga “la minelli” y el “fred” son requeridos para otra área. Esa otra área tambien realiza análisis financieros pero a un sector de mercado muy pequeño.

Mi jefe pondrá el grito en el cielo el día de mañana. De los siete elementos, dos son requeridos para el área pequeña, y un tercero para la gerencia de producto. De modo que solo quedan 4 gatos que tendrían una carga superior de trabajo, al menos se triplica. Y esto me enteré por la minelli. Ella asistió el viernes a una junta prevista a las 11.30am, a la cual yo no pude asistir dada la urgencia de uno de los directores por ver una evaluación que requería de autorización inmediata. En esa junta se definió que dos deben estar en otro lugar. De modo que el más veterano, el “Richi” dijo que seguramente las evaluaciones hacia el sector de gobierno se van a incrementar demasiado. Richi está contra exceso de trabajo. Es un señor de cerca de 50 años, con una panza prominente y que durante 8 años ha estado haciendo exactamente lo mismo. Es todo un especialista y por ello nadie desea que se mueva. Asi es, otra vez Dilbert.

Como ya he dicho: la regla del principio de Dilbert es la gente más idiota es la que tiene más probabilidad de rotación y en ese movimiento cae en puestos directivos. En el caso de aquellos que son especialistas en algo, son los que más conviene mantener en sus puestos actuales. Es una simple estrategia para evitar la fuga de los engranes de la operación. Richi ha estado especializándose en los análisis financieros para atender el sector de gobierno y es una pieza clave dentro del área, de modo que NADIE desea que él cambie. Yo he pensado que durante todos estos años, Richi podría ser el jefe. Tiene mucho más conocimiento que el actual, pero hay “algo” que no le permite eso. Es un tipo que parece conformista. Da opiniones muy coherentes y útiles, pero siento que le tiembla la mano en el momento de mostrar fuerza ante lo que sabe. En fin, todo ello le ha metido en una jaula donde se le avienta la comida laboral para que la entre digerida y catalogada.

De cualquier modo, Richi será uno de los que se podrían quejar de que 3 elementos se vayan del área. Llevo buena relación con él… pero esas buenas relaciones siempre sucumben cuando alguien se mete con los bolsillos. Richi tendria más trabajo y la paga es igual. Tres nos iriamos y 4 veteranos tendrían que mantener el área , y ello incluye hacer bien las cosas, en tiempo, y conservar un buen prestigio. Cosas que me parecen utópicas porque con la fusión la empresa tomará otros lineamientos en la forma de hacer las cosas.

Sin embargo, mi plan fue el siguiente: hablar el viernes con el director Perez y decirle que gestione todo para mi cambio. Ya me decidí. Lo unico que hace falta es enterar a mi actual jefe para que todo quede en regla. Perez me dijo que platicará el lunes con él, pero le sugerí que lo hicera despues de las 9.30 am ya que antes quiero hablar con mi jefe. El estuvo de acuerdo y entonces mañana tan pronto llegue hablaré para decirle que la propuesta de Perez cumple con mis ambiciones de crecimiento.

Tenía pensado decirle además que si no queria que me fuera de su área, me pagara más, pero he meditado mucho al respecto, quedarme allí incluso con más dinero no sería lo más estratégico debido a que el trabajo se triplicará y mi prestigio quedaría un poco relegado o camuflajeado entre todos. No se si en algun momento tendria que entrarle tambien a lo de gobierno, y hacer esto implica muchísima más tensión. Más trabajo por el mismo sueldo? No. Menos trabajo por el mismo sueldo? Probablemente. Menos trabajo por más sueldo? eso sí. Y eso parece ser el riesgo en la gerencia de producto. Perez se compromete a buscar esas condiciones, y yo espero que lo logre. De cualqueir modo si no fuera así tendré que aprender a lidiar con la gerencia; se que tiene muchos focos rojos que merecen atención, pero se que con un poco de las “leyes del poder” lograré salir avante.

Mañana explota la bomba. Lo se. Solo queda esperar

En contra de mi propia filosofía de vida, tuve que dedicar más horas del día a trabajar que a aparentar que trabajo.

Tenía alrededor de 20 pendientes que estaban a punto de explotar, pero que gracias a mi modo tan peculiar de resolver los problemas, pude concluirlos. Nada interesante que reportar al dia de hoy, si acaso el hecho de que sigue haciendo eco mi buen desempeño en las altas esferas. Hoy llegó un compañero de trabajo para decirme que estoy muy cotizado, que se ha enterado que algunos gerentes me quieren en su equipo de trabajo.

Evidentemente no le conté al fulano mi plática con el director Pérez. Ese chalán no tiene por qué saber de mis negociaciones con las “altas esferas”. Pero eso sí, no fui descortés y no le hice saber que su impertinencia no tiene límites, sino que por el contrario, con una sonrisa le dije que no sabía que mi trabajo llamara la atención de alguien. Entonces me dijo que estaría bien que me promoviera en su área, un área que se acaba de hacer en base a las fusiones que hemos vivido durante 3 meses con la empresa que nos compró. Esta área se dedicara a definir las estrategias para cerrar proyectos grandes, por lo que es necesario un exquisito conocimiento técnico, comercial y financiero. Evidentemente yo cubro todo eso; al menos aparento cubrirlo todo, pero el gerente de esa área, un tipo que se ha hecho de algo de poder, es bastante nefasto. Pero debo admitir que es inteligente y que sabe mover las piezas. Ese gerente, que llamaré Javo, tiene a su cargo ahora a cuatro pelados que tendrán que analizar los proyectos para definir bajo qué escenario participará Topitel; es decir,

  • ¿ el proyecto se atacará ofreciendo un precio muy bajo?
  • ¿ ofreciendo mejores condiciones comerciales?
  • ¿ revisando la proyección futura de sus ingresos?.

El compañero que me dijo que me promoverá con el Javo fue secundado por otro más, que nombraré desde ahora como el Aguado. Este individuo requiere de un reporte muy especial, es un especímen único dentro de la fauna laboral y me he llevado grandes impresiones de su comportamiento en muchas horas de estudio, pero que por el momento no lo daré a conocer aun. Baste decir que hace casi dos años, cuando entré a trabajar en otra área de Topitel me dedicaba a apoyar a los vendedores técnicamente para cerrar proyectos. Allí el Aguado era mi supervisor. La vida giró y me dediqué a realizar las evaluaciones financieras de los proyectos, mientras que él se mantuvo en otra área donde solo lo ponían a cotizar capacitaciones para los ingenieros en telecomunicacion de Topitel. Un trabajo más que aburrido. Ahora , el gerente Javo escogió al Aguado para tenerlo en su flotilla. El Aguado verá eso de las estrategias pero para proyectos del gobierno. Es bien sabido aquí que trabajar proyectos de gobierno indica una gran cantidad de tiempo, tiempo preciado como para comer o dormir, ya que las cosas son tan delicadas que un simple error podria echar por la borda un trabajo de semanas. Ante este panorama el Aguado está turbado; necesita que alguien se dedique a eso.

Dado que en la flotilla de 4 elementos del Javo, uno renunciará, quedará una vacante libre. El Aguado ha pensado en mi:

-¿por qué no entras con nosotros, tecnócrata?”

dice el ignorante con una sonrisa.

Yo le respondo a esa sonrisa y le digo que con todo gusto lo haría. Mi perfil es más orientado a las actividades del área de Javo, así que el Aguado promete hablar con su jefe para conseguirme una entrevista. Le digo que estoy muy muy muy emocionado 🙂  y que tan pronto se logre eso, le dejaré en claro a ese gerente que es mi intención participar en la vacante.

Lo que no sabe él, ni nadie, es que yo no me iré a esa área a menos que haya más dinero y más nivel. De nuevo estoy buscando ruido en las altas esferas. Si el Aguado logra convencer a Javo que soy un buen elemento, y después con la entrevista logro ratificarlo, tendre a Javo, al director Perez, y a mi propio jefe luchando por mejorar mis condiciones económicas. Y como digo, no es que necesite urgentemente el dinero, es solo por aprender a usar las técnicas de los poderosos.

¿Por qué si existe tanto pendejo en puestos directivos ganando mucho más dinero, yo no he podido acceder ? Tengo más capacidad que ellos, más responsabilidad, más prescencia y claro, como no, mejor ortografía, sin embargo, y se que el caso no solo es para la empresa mexicana, existe el escenario de tipos nefastos en puestos directivos. Los menos preparados son los que más ganan. Esto evidentemente ha sido analizado desde hace algunos años por ese gran gurú que tuvo a bien cambiar mi percepción : Dilbert.

dilbert1.jpgExplica que la gente más incompetente es la que tiene más posibilidad de entrar a puestos directivos, esto se debe a que como no se pueden especializar en nada, la empresa trata de colocarlos en distintos lugares para que produzcan. Desafortunadamente muchos se quedan en las gerencias o direcciones. El empleado especialista en sus actividades poca probabilidad tendrá de moverse debido a que su jefe lo dejará alli por los siglos de los siglos. Es tan especializado que nadie deja que se mueve de aquello que hace tan bien.

poder.jpgEn Topitel estoy dispuesto a probarlo y confirmar que uno puede moverse por esas altas esferas sin necesidad de especializarse. Para ello no solo uso el principio de Dilbert, sino tambien las 48 leyes del Poder, que es un libro donde se detallan leyes que han sido usadas por los poderosos para adquirir jerarquías politicas, sociales o incluso laborales.

Una regla es precisamente enamorar a todos. Entre más hablen de tí más logras ser objeto de deseo. Es pura mercadotecnia: a nadie le importa que un producto sea bueno, pero sí que todos hablen de él. La gente consume coca-cola porque los demás lo hacen. Al surgir un nuevo perfume anunciado por una tenista famosa tendrá una gran aceptación a pesar de que huela mal. Solo hay que recordar la psicología humana “si todos hablan de él , es que algo realmente interesante tendrá!”

Eso estoy haciendo. Dejando que la gente hable y hable de mi. Nadie sabe que me entrevistó el director. No lo he comentado porque deseo darle una sorpresita a mi jefe este próximo lunes que regrese de vacaciones… pero además, me conviene porque si Javo se interesa por mi, tendre ya a dos poderosos pidiendo mi cambio. Las áreas involucradas pensarán

“Qué tendrá de especial el tecnócrata que todo mundo lo quiere ?”

Definitivamente hoy ha sido un día muy agitado. De entrada me quedé dormido más de allá de los 5 minutos reglamentarios que me doy para levantarme de la cama y llegué tarde al gimnasio. Así que solo tuve el tiempo justo para asistir al cuarto de vapor, bañarme, desayunar y llegar a la oficina.

Las cosas en la oficina estaban más o menos tranquila, pero de pronto comenzaron a llegar los pendientes: algunos vendedores me solicitaban la entrega de propuestas económicas que prometí, así que no los hice esperar mucho. Decidí trabajar un par de minutos antes de enfrascarme en resolver un punto crucial en mi vida : responder las 10 partidas de ajedrez pendientes.

Sí, sí lo se. Quizá para algunos el ajedrez solo sea un juego tonto, aburrido e intelectual, pero el caso es que permite usar reglas muy finas para obtener victorias. En mi caso el juego se convierte en una manera de ensayo sobre distintas maneras de actuar ante las posiciones de cada una de las piezas. En algun otro post voy a detallar esto. En este solo hablaré de lo que ocurrió después de que recibí la llamada del director Pérez, a eso de las 10 am.

Como ya dije en otro post, el director Pepe Perez habló con mi jefe para pedir algunos detalles y referencias mías sobre mi trabajo y desempeño. Alguien ha hablado muy bien de mi trabajo en esas altas esferas y solo era cuestión de tiempo para que se diera a notar (el mayor crédito a mi trabajo es que no trabajo, pero al fingir tan bien la proyección es verdaderamente increíble. La gente se conforma siempre con una imagen, pocas veces estudia más allá de eso)

Pepe Perez me llamó para solicitar una plática conmigo. No tenía nada que hacer más que terminar con mis jugadas de ajedrez y le dije que estaba con bastante carga de trabajo, pero que en cuestión de una hora estaría en su oficina para platicar. Llegué puntual a las 11.00 am y la pequeña entrevista de trabajo comenzó. A grandes rasgos me quieren para manejar una Gerencia de Producto orientada a los productos de Internet. Estamos hablando de Internet de altas capacidades además de Internet 2. Esto orientado a un sector de cuentas estratégicas de clientes muy importantes para Topitel. Estamos hablando de un promedio mínimo de facturación de 20 mil dólares por mes. El director me explicó en qué consiste la función de Gerente de producto: analizar el mercado, capacitar zonas comerciales, desarrollar estrategia, proponer mejoras, y lo que más les interesa de mí es que además podría aplicar mis nuevos conocimientos financieros a la proyección de proyectos de inversión. Con todo esto me ha dicho Pepe que la vacante podría ser cubierta debido a mi perfil.

Le comenté algunas cosas relacionadas a mis empleos anteriores, y que a grandes rasgos tienen que ver con algunas de esas funciones. Pero el punto clave fue que estoy interesado siempre y cuando haya más dinero y más nivel jerarquico. Al parecer , si acepto, Pepe sería mi jefe directo, es decir, que no tendría que reportarle al huevón del que hablé y que parecía mover los hilos para su beneficio. Curiosamente ese huevón actualmente atiende esa gerencia, pero tiene más actividades. Algo me hace suponer que el fulano solicitó a Pepe que le quitaran esa responsabilidad y que la atendiera algun otro incauto.

Quizá soy yo el incauto.

Pepe dice que no se compromente a aumentar mi sueldo y mi nivel jerarquico. Pero me presiona para decidir no más allá del siguiente lunes. Yo le he comentado que actualmente en el área donde laboro las cosas tienen proyección para conseguir ese incremento en sueldo y que probablemente me quedaría aqui si no hay algo que verdaderamente me atraiga de la vacante. Hablando claro; que solo me cambiaría si consigue que me aumenten sueldo y nivel. Pepe quedó de revisar esto.

La estrategia es no decir sí a todo. Llevo un año y medio de laborar aquí y la verdad es una excelente oportunidad para dar un salto a una gerencia. Algo que varios compañeros no han logrado por la mente tan mediocre y obtusa. Algunos con más de 8 años solo se dedican a hacer el mismo trabajo una y otra vez. No son capaces de evitar el trabajo ajeno y se embotan de responsabilidades que no deberían atender. Por mi parte ha sido lo contrario, solo tomo lo necesario y lo que me convenga. Por ahora mi prestigio incrementó dado que he dado la imagen de todo un experto en telecomunicaciones que además tiene visión comercial, financiera y administrativa. Cosas que hace 4 años fueron mi martirio. El jefe de entonces me hostigaba con que lo aprendiera y en mi rebeldía no lo hice. Hoy tampoco lo hago, pero ya aplico algunas “reglas de poder” que permiten crear una apariencia distinta a lo que soy.

La estrategia será decir que estoy interesado en ser Gerente de Producto de Internet, pero solo me cambiaré si hay dinero de por medio. Estar en esta área me da la oportunidad de mantener y enaltecer un prestigio por lo que de momento no perdería mucho en declinar la oferta. Por otro lado hablaré con mi jefe para pedirle ese aumento de sueldo y de nivel! ahora es cuando estoy cotizado y puedo lograr que ambas partes hablen de mí en las altas esferas. Lo peor que puede pasar es que siga conservando mi actual posición. Si eso pasa ya gané. Si me suben el sueldo aquí o en la gerencia de producto, también gané.

Sin embargo, todavía debo meditar muchas cosas. Tendré que repasar las 48 leyes del poder para saber que han hecho los poderosos en la historia de la humanidad y tomar mi decisión.

Solo recuerdo algo :

No te comprometas con nadie. Dile sí a todos pero no digas cuando

Haciendo eco a la MEME de Javi, sobre qué se ve desde mi oficina colaboro con una foto tomada desde lo alto del edificio de Topitel. Esto es en la Ciudad de México

Estoy en el octavo piso.

img_0116.jpg

img_0115.jpg

Next Page »